lunes, 29 de agosto de 2011

El Vapor y El Puente, dos épocas periodísticas PorTIBERIO MURCIA GODOY

Hacer periodismo en la provincia es complicado y a veces peligroso por el cambio de valores de nuestra sociedad a través del tiempo, ya que muchas personas presuntamente comprometidas en situaciones nada halagüeñas, participan activamente en política al poner su nombre en las contiendas electorales, y cuando le sacan los cueritos al sol, se ponen bravas.

Por eso da gusto leer una carta rescatada por Juan Amarillo (El Tiempo 01/08/03) de una misiva enviada el 7 de mayo de 1864 por el presidente Manuel Murillo Toro al director del periódico El Independiente, “semanario venenoso que atacaba a Murillo con epítetos bastantes calumniosos injuriosos y ofensivos”, y que recibió como respuesta, “Remito a usted el valor de la suscripción a su periódico por un trimestre. Aunque se ha presentado con lanza en ristre contra mí, saludo sinceramente su aparición y le deseo larga vida”.

“Por esta razón, cuando el gobernante o administrador tiene la calma para leer todo sin preocuparse de que lo afecta a su persona, lastimando su vanidad o su amor propio, los periódicos que lo atacan o censuran más fuertemente, quizás le sirven mejor que aquellos que lo aprueben o sostienen”. Y termina la misiva, “Ustedes me harán un gran servicio, ya que me encuentro a la cabeza de la administración, si no solo guardan contemplación con mis propios actos o conducta. Sino también si me ayudan a moralizar el servicio, flagelando en sus columnas a todos los funcionarios que no sean en privado y en público dignos de servir a nuestro incipiente país”. Que dignidad.

Pues bien, la historia del periodismo en Honda nace con El Vapor un 27 de agosto de 1857 cuyo director y fundador fue el político y empresario Próspero Pereira Gamba, quien bautizó su periódico con el nombre de una de las maneras que prestaban la principal actividad que se desarrollaba en el país, la navegación a vapor entre los puertos existentes, principal fuente de transporte por el río grande de la Magdalena. El periódico se convirtió en uno de prestigio a lo largo y ancho del río Magdalena, y fue el principal medio de comunicación entre los comerciantes y habitantes de la ribera del río: por El Vapor se enteraban de los sucesos que acaecían tanto en el principal puerto de la República como el país naciente.

La prensa nacional resaltó la aparición de El Vapor así “Honda que por su gran movimiento comercial vino a ser la segunda ciudad del Estado de Cundinamarca en instalar una buena imprenta, introducida de los EE.UU. por el doctor Pedro Próspero Pereira Gamba, este periódico cuenta con el apoyo de la municipalidad, el comercio y de diversos particulares. Pereira comenzó a publicar un semanario de gran formato llamado El Vapor cuyo primer número salió un 27 de agosto, y que juzgar por él, tendría alta importancia en el movimiento industrial del país, a decir de El Tiempo”.

Próspero Pereira Gamba estudió jurisprudencia en el colegio San Bartolomé, al lado del hondano José María Samper Agudelo, fundó una sociedad literaria y publicó el periódicoEl Albor Literario por allá en 1845, en 1848 en el Valle del Cauca contribuyó con el liberalismo, fue redactor de La Primavera en Cali, en 1850 le otorgan la gobernación de la Provincia de Mariquita con sede en Honda la cual no acepta; en 1851 aparece como Masón de la logia Hospitalidad del Magdalena, entre los años 1852-1953 es representante por Bogotá, en 1854 funda el periódico El Vapor primero en la Villa de Honda y se tiene noticias que es un colaborador de el periódico El Tiempo que es uno de los principales en el país.

Muchos años después, luego de haber incursionado en el puerto varios periódicos, aparece otro medio de comunicación que está conectado con las comunicaciones El Puente, siendo el puente la principal vía de comunicación tanto de progreso y desarrollo con la ciudad de Honda y su respectiva capital; sin el puente Honda estaría al margen de lo que sucediera en el país, pero por el solo hecho de poseer el puente de mayor importancia como el Luis Ignacio Andrade da fe de su necesidad. Y aparece el periódico El Puente como evocando la necesidad imperiosa de la comunicación entre sus habitantes con las demás ciudades del país y así se comporta, el periódico El Puente es una comunicación constante y directa con los cientos de ciudadanos tanto de Honda como de la región, ávidos de noticias e información.

Luis Fernando Montoya Londoño, director fundador de El Puente es un tolimense que estudió mercado y publicidad en la universidad Jorge Tadeo Lozano, laboró ocho años en el diario El Tiempo, donde por concurso obtuvo una beca para estudiar promoción de radio, prensa y televisión en Milán, Italia, al regresar al país continuó trabajando en publicidad, radicándose en Honda donde trabajó con la Voz de Honda, Caracol La Dorada, Radio Lumbi de Mariquita, corresponsal de Caracol Bogotá y director de noticias de Manantial Stereo, hoy Oxígeno. En la actualidad es corresponsal de Shalon Israel radio. Como curiosidad, El Puente también hizo aparición un 18 del mes de agosto.

Honda se siente complacida de ser una de las ciudades pioneras de la prensa tolimense y colombiana, porque sus hombres han forjado la historia del periodismo en nuestro país, pero lo que más llama la atención es que el primer periódico en publicarse en la ciudad lleve el nombre del transporte masivo de ese entonces y la principal fuente de comunicación de esta ciudad. Ahora el periódico El Puente no se queda atrás, su nombre deriva de esa necesidad de comunicación y de una de las estructuras de mayor importancia en nuestro país, como son los puentes que unen y le da vida a la ciudad. Y así como El Vapor en sus primeros años estrechó los lazos de unión en lo industrial, comercial, político en Colombia, El Puente es la comunicación de la información de lo que acontece en Honda y la región.

Tomado de: mado de:

http://www.kienyke.com/2011/08/29/el-vapor-y-el-puente-dos-epocas-periodisticas

lunes, 22 de agosto de 2011

Honda, una Parroquia de 391 años Por TIBERIO MURCIA GODOY

La tolimense ciudad de Honda es de las pocas de Colombia y el mundo que tienen el privilegio de conmemorar varias efemérides. Y esto por haber sido y ser obligatorio cruce de caminos y nodo comercial de la Nueva Granada y de la actual República de Colombia.

En la época colonial se clasificaban las poblaciones de acuerdo con la importancia y recibían el titulo que les correspondía así: Ciudad, la que había sido fundada; Villa, mediante solicitud interpuesta por notables sufragando dinero a la Corona española; Parroquia de Blancos o Parroquia de Negros, cuando tenía un sacerdote para españoles o para negros, y un poco más abajo Encomienda, cargo de una persona muy cercana al conquistador o al fundador de las nuevas tierras.

Según investigaciones de Enrique Otero D´Costa y Roberto Velandia Rodríguez de la Academia de Historia de Colombia, replicadas por la Academia de Historia del Tolima y el Centro de Historia de Honda, antes de ser Villa, Honda fue clasificada de acuerdo con su desarrollo poblacional e historiográfico.


Primer lugar donde funcionó la Parroquia de San Bartolomé, hoy estación del ferrocarril.

Esta génesis la describen los padres Mercado y Pacheco, “De paso para Antioquia dieron en este puerto, en 1620, una fructuosa misión los PP, José Alitran y Vicente Imperial. Había muerto en aquellos días el párroco del lugar, Gonzalo Vera, y los vecinos se empeñaron en que los Jesuitas rigieran los destinos espirituales de la población. Tanto insistieron que obligaron al P. Imperial a regresar a Santafé con cartas apremiantes del capitán Martin de Ocampo, corregidor de Mariquita, del capitán Ruiz Díaz Aguilar, de juez de canoas y de unos vecinos importantes”.

“Encontrábase en Guaduas el P. Imperial con el presidente don Juan de Borja, quien gustoso concedió de su parte la autorización necesaria para que la Compañía se encargara del curato. De visita en Tunja se hallaba el arzobispo don Hernando Arias de Ugarte, y hasta allá llego el P. Imperial. Al exponerle el jesuita su misión´, respondió el prelado, “No sólo esa doctrina sino todas las del arzobispado entregaría con gusto a la Compañía”, fue así como, “En agosto de 1620 eran nombrados párrocos de Honda los PP, Pedro de Ossad y José Alitran y empezó en un muy señalado día que fue víspera de San Bartolomé”.

Este 24 de agosto, Honda, estará conmemorando 391 años de erección en Parroquia de San Bartolomé, que es una fecha religiosa, celebrada por sus ciudadanos como la efeméride más importante por la influencia católica en el país. Pero también tenemos otras que conmemorar como:

Descubrimiento inicios de junio de 1539, cumplió 472 años; Conquista mediados de 1540, cumplió 471 años; Erección en Parroquia de San Bartolomé, 24 de agosto de 1620, cumple 391 años; Erección en Villa de San Bartolomé de Honda 4 de marzo de 1643, cumplió 368 años y Ciudad, 30 de junio de 1815, cumplió 196 años.

Panorámica de Honda. Cortesía Sandra Carrillo.

Esa es la ventaja que tiene Honda, ya que al no haber sido fundada como lo fue Bogotá, Mariquita, Ibagué entre otras, tiene varias fechas a celebrar, fechas que como escribimos al comienzo, tienen el aval de la Academia de Historia de Colombia desde 1940, cuando el académico Enrique Otero D´Costa presentó ante el Concejo Municipal de esta ciudad dicho estudio, publicado en la gaceta municipal de la época, y luego en 1989, cuando Roberto Velandia Rodríguez en su investigación de más de 400 páginas publicó su trabajó titulado “La Villa de San Bartolomé de Honda”.

Por lo cual la ciudadanía hondana de nacimiento, de adopción, de corazón, conmemora este 24 de agosto, sus 391 años de “Erección en Parroquia”, que por cierto hoy en día, ya no tiene una parroquia sino cuatro; La parroquia de Nuestra Señora del Rosario, la parroquia de Nuestra Señora de El Carmen, la parroquia del Divino Niño y la parroquia de Jesús de Nazareth. Para todos los hondanos, felicitaciones.


Guillermo Valderrama · Top Commenter · UIS
interesante...La Ciudad de los Puentes esta dentro de mis afectos por los Castros, Correas, Coccaro.
Jairo Harvey Bernal Filaison · Universidad Externado de Colombia
travel fusion colombia le encata HONDA

jueves, 18 de agosto de 2011

Trabajos en el río Guali, 12 de agosto.

Trabajos en la orilla derecha del río Guali, al fondo plaza de mercado.
Trabajos en la orilla derecha del río Guali.
Ribera izquierda del río Guali, se observa lo que arraso el río el 6 e noviembre de 2010.
Río Guali, trabajos en sus riberas.
Trabajos en la orilla derecha del río Guali.
Al fondo plaza de mercado de Honda y lugar donde se están llevando las obras de canalización.
Río Guali
Calle de la carniceria en el Barrio Las Delicias.
El recodo (aquí estuvo el puente Pearson)
Lugar donde estuvo el puente Pearson
Río Guali.
Fotografías. Esp. Tiberio Murcia Godoy. 12 de agosto de 2011

lunes, 15 de agosto de 2011

El boga de la libertad. Una escultura de transcendencia universal por TIBERIO MURCIA GODOY

La National Geographic en sus investigaciones concluyo que la “cuna de la historia humana” proviene del continente Africano. Jared Diamond en la Revista National Geographic en español de septiembre de 2005, escribía, “Fue el único territorio que habitaron nuestros antepasados hasta hace unos dos millones de años, cuando el Homo erectus se expandió hacia Europa y Asia”, pero, “los africanos evolucionaron en una especie singular, Homo sapiens. En algún momento, de 100 mil a 50 mil años atrás, nuestros antepasados africanos experimentaron un cambio ulterior profundo; no sabemos con certeza si se trato del desarrollo del habla u otro factor”.

Lo anterior para corroborar las palabras del Maestro Manuel Zapata Olivella en la inauguración de la escultura “el boga de la libertad”, escultura del Maestro cartagenero Hector Lombana, la cual ha tenido desde su época de inauguración hasta el día de hoy, diversos críticos, pero sin fundamentos.

La obra se encuentra en la rotonda del El Carmen, en la ciudad de Honda, en la vía principal entre Bogotá-Medellín-La Costa, y según el Maestro Lombana, él se baso en el soneto “negroide” de Candelario Obeso, al boga ausente, “la pieza fue planeada en Barranquilla cuando todavía existía Álvaro Cepeda Zamudio, personaje compañero de García Márquez – nuestro en la Cueva- pero por enfermedad y fallecimiento del hombre no llegamos a colocarla”.

Más adelante agrega Lombana, “La pieza yo la tuve guardada años, yo me fui a Europa y 32 años después – fue hecha en el 60 – se me ocurrió traerla aquí, después de la inquietud de varias personalidades de Honda. Esto tiene un costo aproximado de uno 17 millones de pesos – Honda aporto cinco millones – es un obsequio mío a la ciudad de Honda, y exigí a la alcaldía de Honda que reconociera parte de los materiales y mano de obra. El arte no es popular, es el pueblo el que tiene que forzarse en ser artista. Ese es el dilema”.

Y como ha habido personas que se atreven a comentar que la escultura debe ser retirada de ese sitio que es la puerta de la ciudad, opinión como hemos dicho desde el comienzo de la nota, sin fundamentos, pues bien esto fue lo que dijo Manuel Zapata Olivella, quien fuera una figura internacional en temas de las negritudes, no solo en Colombia sino en el mundo.

El Maestro Manuel Zapata Olivella afirmo ese día, 3 de abril de 1992, “La historia de África es muy compleja y no es el momento de recordarla acá, pero también es traicionad como la historia de América. Para muchos África es más que el continente de los negros, pero en realidad de verdad África es la cuna de la raza humana. Los fósiles más antiguos que se han encontrado en los continentes, se han encontrado en África, nadie pone en duda la semilla humana nació en África, y todos los antropólogos están de acuerdo de que esa semilla primigénia es la de los pigmeos también llamados Boskimanos; es la etnia por excelencia de donde se fueron generando todas las otras etnias africanas y todas las otras etnias de la humanidad.

En la escultura del Maestro Lombana, su inspiración lo lleva más allá. Cuando contemplemos mañana a la luz del sol la escultura, vamos a encontrar como ese hombre a partir de esas extremidades pequeñas se agigantan”. “Es muy fácil esculpir a un hombre guardando las dimensiones correctas, entre la pierna, el cuerpo, el dorso y los brazos, pero es muy difícil, se necesita un genio, un artista y del creador para convertir un cuerpo que a todas luces no guarde las proporciones naturales, en un emblema de belleza, de fuerza y de poderío. Nadie nos va a decir que ese boga no es poderoso, nadie va unir el criterio de sumisión de esa estatua y esto va acorde también con la historia de Onda, con la historia de los descendientes de los Ondas y con la historia de los descendientes africanos, y con la historia también de los descendientes de los europeos que se fundieron en este mestizaje que hoy en día caracteriza a nuestro pueblo”.

Y agregando un toque más de la importancia de esta escultura, transcribimos apartes de la entrevista desarrollada por la periodista María Isabel Rueda, revista Semana enero 7-14 del 2008, a la alcaldesa de Cartagena Judith Pimiento, donde la alcaldesa afirma que en Cartagena, “no tenemos estatuas sino de los conquistadores, ni siquiera un reconocimiento a quienes hicieron las murallas de Cartagena”, “Pero hasta los referentes de las estatuas son de desigualdad”, “El negro cartagenero desde hace apenas muy poco siente orgullo de su afro descendencia, porque era una historia que no podía ser contada”.

Por eso y muchos más, como lo corrobora el Maestro Manuel Zapata Olivella, quien afirma, “Es posible que la gran parte de los habitantes del río Magdalena de descendencia negra como lo soy yo, no se sientan identificados en este monumento, y no se sientan identificados porque se miran todos los días en el espejo y miran que su cara es diferente, porque tienen una concepción que se la han imbuido en este continente, que el negro es el atlético, siempre es el campeón. Pero vuelvo y repito, el pigmeo es el hombre primigéneo de la raza universal; para mí es más importante un pigmeo que un gigante de los coquicuyas en Kenia, porque es la raíz, la raíz del hombre africano del hombre universal”.

Y aquí, en Honda, se encuentra la escultura de “El Boga de la libertad”, una escultura de transcendencia universal.

Tomado de: http://www.kienyke.com/2011/08/15/el-boga-de-la-libertad-una-escultura-de-transcendencia-universal/

lunes, 8 de agosto de 2011

S.O.S. Puente Navarro por TIBERIO MURCIA GODOY

Las principales ciudades del mundo muestran con orgullo sus monumentos, invierten en ellos cientos de millones, lo publicitan e invitan a visitarlos, los convierten en su tacita de plata, y algunos llegan a convertirse en sus íconos.

Colombia afortunadamente posee varios, y fueron elevados en una época a monumentos nacionales, hoy se les denominan “Bienes de Interés Cultural Nacional”, pululan tanto que no pareciera alcanzar el presupuesto para atenderlos. Por eso traemos a colación el caso del ya centenario Puente Navarro, construido entre los años de 1894-1898 e inaugurado el 16 de enero de 1899, fecha del cumpleaños de su gestor, Don Bernardo Navarro Bohórquez.

Esta belleza arquitectónica, orgullo de Colombia, está en total abandono por las autoridades competentes, hasta el punto que es un peligro atravesarlo en el sector de Puerto Bogotá, Guaduas, Cundinamarca, donde hay tremendos vacíos producidos por el desprendimiento de las tablas.

Puente Navarro

En el año de 1995 el Ministerio de Transporte en cabeza del ingeniero Juan Gómez Martínez, el Instituto Nacional de Vías con su director general ingeniero Guillermo Gaviria Correa y la subdirección de Monumentos Nacionales con el arquitecto Juan Luis Isaza Londoño, se llevó a cabo la restauración del puente, cuya fotografía extractada del folleto en cuestión, demuestra lo hermoso que quedó.

Hoy, 16 años después de haberse restaurado se encuentra en malas condiciones y requiere urgentemente su restauración. Son muchos los turistas colombianos y extranjeros que lo visitan y no se les puede mostrar completo porque al oriente del mismo los vacíos impiden el tránsito peatonal con normalidad; se puede cruzar, obvio, pero no se aseguran las garantías necesarias a quienes se atreven hacerlo.

El año anterior, en visita que hizo la entonces viceministra de Cultura María Claudia López, la comunidad porteña de Guaduas la invitó hacer el recorrido para que viera con sus propios ojos el estado en que se encontraba el Puente Navarro, con ella estuvo el arquitecto Ovidio Guzmán, jefe de planeación de Guaduas, el especialista Luis Carlos Arboleda Rueda rector de la Institución educativa departamental, Diego Fernando Bohórquez en ese entonces asesor de cultura de Puerto Bogotá, entre otros, ella se comprometió gestionar ante el ente competente dicha solitud, que no solo claman los habitantes de Honda y Puerto Bogotá, sino los amantes de la historia arquitectónica del país.

Urge que el gobierno nacional restaure lo más pronto posible para recuperar esta joya que es parte de la historia arquitectónica, de los peajes y de los puentes de América, pues este puente fue construido por la San Francisco Bridge Company de Nueva York, “la misma empresa que hizo el Golden Gate de San Francisco en Estados Unidos"


La viceministra de Cultura, María Claudia López, en Puente Navarro, el año pasado.

Una vez restaurado podremos repetir las palabras de la arquitecta Claudia Patricia Niño Fonseca, “Estas acciones, contribuyen a recuperar la imagen original del mismo, al liberar las adiciones que había tenido. Se suma también, la implementación de un sistema de iluminación. Así ofrece, no solo a la comunidad local sino también al visitante ocasional, la posibilidad de reconocer parte de la historia de Honda a través de un monumento que recupera su lugar en la memoria de quienes lo atraviesan cotidianamente o lo admiran eventualmente”.

Las autoridades competentes tienen la palabra.

Tomado de:

http://www.kienyke.com/2011/08/08/s-o-s-puente-navarro/

Comentarios

  • Camila Andrea Millan Martinez · Justin Bieber High School
    rre maquio un dia de estos me mandas la histora del punte
    • Joal Ram · Ibagué, Tolima
      Algo raro ni nuevo es el tema, lo mismo con los mismos, la falta de sentido de pertenencia de la clase dirigente de los dos pueblos. para con los monumentos arquitectonicos de nuestra ciudad de los puentes y el corregimineto de puerto bogota.
      John Jairo Barrero Tobar · Puerto Bogotá, Tolima, Colombia
      Ojala algún día las personas de nuestro país pusiera más interés en nuestros monumentos, estoy casi seguro que le ponen más interés los extranjeros que nosotros mismos.
      • Andrea Catalina Garzon Forero · Colegio Antonio Villavicencio
        no solamente es invertirle dinero es invertirle corazon crear una cultura de sentido de pertenencia preparar gestores culturales y que resalten nuestro patrimonio crear estrategias culturales y comerciales para que las personas vean q atravez del arte se crea industria , es empezar a conocernos resaltandolo como unico colocando comunidad y autoridades a cuidar estos sitios y no q las malas administraciones se lo lleve el olvido otros 4 años esto es un trabajo de todos ....
        • Jose Devia
          Espectacular!!! Por fin se acodaron de meterle Platica al Patrimonio!!!